Seleccionar página

¿Buscas un nuevo hogar, pero no sabes por dónde empezar? En Hola Pisos te explicamos cómo es el proceso de compra de una vivienda desde el inicio de la operación hasta la entrega de llaves. También te hablamos de algunas de las figuras más importantes que intervienen en el proceso.

Primeros pasos: elegir la casa y el tipo de vendedor

Lo primero que hay que hacer es elegir el tipo de inmueble. Esto vendrá determinado por la capacidad económica y la finalidad de cada cliente. Existen diferentes tipos de viviendas: de obra nueva, de segunda mano, de protección, etc.

Igual de importante es elegir el tipo de inmueble como elegir el tipo de vendedor. Dentro del mercado inmobiliario, el consumidor puede encontrarse con diferentes tipos de vendedores.

Por un lado están las agencias inmobiliarias que pueden asesorar e informar al interesado sobre aspectos legales y financieros. Por otro lado, están las promotoras o constructoras inmobiliarias que pueden, por ejemplo, ayudar al comprador a encontrar un vivienda de obra nueva. Están también los particulares que ponen a la venta sus propios inmuebles y por último, los portales inmobiliarios que anuncian casas y pisos que son propiedad de otras inmobiliarias o de otros particulares.

Siguientes pasos a seguir en el proceso de compra

Una vez elegido y visitado el inmueble, el siguiente paso es pedir una nota simple en el registro de la propiedad. Con este documento el comprador puede comprobar la información más relevante sobre la vivienda en cuestión, desde sus características y metros cuadrados hasta las cargas que pueda tener.

Después de acudir al registro y comprobar que todo está en orden, el siguiente paso es firmar el contrato de arras. Un documento privado a través del cual el comprador y el vendedor pactan la reserva de la compraventa del bien inmueble.

En el contrato están incluidos: los datos personales de ambos, la descripción de la vivienda, su precio final, la cantidad fija en forma de señal, el tiempo máximo para formalizar la venta, las posibles cargas de la propiedad – en el caso de que las tuviera – y el reparto de los gastos de compraventa.

Tras firmar del contrato de arras, llega el momento de buscar financiación. En este punto, algunos compradores acuden al banco o a una entidad similar para pedir un préstamo hipotecario. Hoy en día, existen hipotecas de tipo fijo, variable y mixto.

Después de esto llega el momento de firmar la escritura de la vivienda ante notario. Él es una pieza fundamental en el proceso de compraventa de un inmueble, ya que da fe del trámite y comprueba que todo se realice de acuerdo a la ley vigente. En las escrituras deben constar la descripción de la casa, el precio y su forma de pago y los impuestos, así como también los gastos de notaría.

Antes de finalizar, otro de los pasos es registrar la vivienda en el registro de la propiedad. Aunque en España no es un trámite obligatorio, sí es recomendable hacerlo ya que ofrece una serie de beneficios como, por ejemplo, seguridad jurídica. Además, a la hora de pedir una hipoteca dicho registro es imprescindible.

Descubre otros consejos para comprar. También encontrarás ideas de decoración y noticias del sector. En redes sociales puedes seguirnos a través de Facebook e Instagram.